Automatización y robótica industrial

La carrera para que los robots recojan artículos individuales en los almacenes se está acelerando. Las empresas que buscan acelerar el flujo de mercancías a través de los centros de distribución están recurriendo a programas de inteligencia artificial más potentes, según el informe Daniela Hernandez y Parmy Olson del WSJ, mientras intentan aplicar los conceptos básicos de la robótica física a la amplia variedad de productos en las cadenas de suministro . El esfuerzo está atrayendo grandes fondos, y Pitchbook estima que la inversión de capital de riesgo de EE. UU. En empresas de automatización y robótica centradas en la logística ha superado los mil millones de dólares desde 2015. Empresas como Covariant , con sede en Berkeley, California y RightHand Robotics Inc.se encuentran entre los que están a la vanguardia del impulso para usar la inteligencia artificial para ayudar a las máquinas a comprender la diferencia entre las placas de circuitos y las cajas de artículos domésticos. Su objetivo es que los recolectores de robots utilicen una combinación de aprendizaje automático y visión por computadora para aprender sobre la marcha y ampliar la automatización del almacén.

Ventajas que aporta la robótica industrial Visto cómo trabajan los robots industriales y las posibilidades de los procesos de automatización, son muchos los profesionales que coinciden en los beneficios que aporta la robótica industrial en sus ámbitos de trabajo: Aumento de la eficiencia de los procesos productivos.Mejora del funcionamiento de las cadenas de montaje.Reducción de los tiempos de producciónMejor aprovechamiento de los materiales y recursos empleados en la producción, tanto de materiales como recursos energéticos.Condiciones de trabajo más seguras y menos exposiciones a trabajos peligrosos o nocivos.Aumento de la productividad, y con ello una reducción directa de los costes.Aumento de la calidad de los productos finales y reducción de los productos defectuosos que llegan al final del proceso.Los procesos automatizados ofrecen mayor flexibilidad y adaptabilidad, según las necesidades de producción.   Tipos de automatización para la robótica industrial Según las necesidades y demandas de capa industria y modelo de producción, son diversos los tipos de automatización que se pueden aplicar. En concreto, se suele hablar de tres modelos de automatización: Automatización fija Puede parecer que este tipo de sistema automatizado es limitado ya que comprende que el robot está programado para realizar una tarea de forma consecutiva. Sin embargo, para producciones en masa y a gran escala, es el tipo de automatización industrial que más beneficiosa resulta y que consigue mejoras de eficiencia considerables, gracias a que un robot puede realizar tareas repetitivas sin perder precisión. Automatización programable Es el tipo de automatización intermedia porque se trata de un sistema programable. Es decir, es el tipo de automatización en robótica industrial en la que es posible reprogramar el software que alberga un robot. Esta reprogramación hace posible que un robot pueda reconfigurarse y realizar diversas tareas. Este tipo de robot en la que su acción automatizada es reprogramable es muy útil en producciones donde se ha de abarcar diferentes variantes o modelos. Automatización flexible  Es el tipo de robótica industrial articulada en una serie de estaciones conectadas entre sí, pero que funcionan de forma independiente. De esta manera, un ordenador central tiene controlado todos los sistemas automatizados para que estos realicen las tareas de forma conjunta y ordenada. Este tipo de automatización hace posible que los robots trabajen interconectados y que el intercambio de información coordine sus acciones.  

“Tenemos mucho más que hacer en los centros de distribución para automatizarlos por completo”. – Howie Choset, profesor de robótica en la Universidad Carnegie Mellon.

https://s.wsj.net/newsletter/

¿Qué tecnologías son necesarios para la creación de sistemas industriales automatizados?

Para que los procesadores y softwares que configuran la robótica sean más eficientes y escalables, es necesario que cuenten con las tecnologías e innovaciones que, por ejemplo, hacen al sistema más rápido, escalable e “inteligente”.

La inteligencia artificial es clave para considerar que una máquina automatizada pueda aprender -Machine Learning- y diseñe sus propios patrones de acción, a través de la información que ha procesado y sin necesidad de ninguna intervención humana.

Por su parte, la complejidad de los sistemas y la volumetría de datos que se maneja en el contexto actual obligan a dar un paso más y contar con procesos de aprendizaje automatizado más avanzados, como es el Deep Learning. Esta tecnología capacita a que la máquina tome la decisión más eficiente a partir del modelado de abstracciones de alto nivel.

Llevar al terreno estos componentes tecnológicos es posible por el proceso de automatismo industrial, el que hace permite que estas tecnologías se llevan al terreno, sean tangibles y den resultados.

De esta forma, contando con diversidad de procesos, tecnologías y sistemas adaptados a la automatización, se consigue que la robótica industrial sea capaz de analizar datos, aprender de ellos y aplicar los resultados en forma de una respuesta sin márgenes de error.

eguramente habrás oído hablar mucho la Inteligencia Artificial, es un tema en alza últimamente y posiblemente será una tecnología que protagonice una revolución equiparable a la de Internet.

Pero, ¿sabes qué es? ¿Qué tipos de IA existen? ¿Qué aplicaciones tiene? 

¿Qué es la Inteligencia Artificial?

La Inteligencia Artificial (IA) es la combinación de algoritmos, la simulación de procesos de inteligencia humana por parte de máquinas, en especial sistemas informáticos.

La Inteligencia Artificial es un agente flexible capaz de percibir su entorno y llevar a cabo acciones que maximicen sus posibilidades de éxito en algún objeto o tarea.

Esos procesos incluyen:

  • Aprendizaje: Adquisición de información y reglas de uso de la información.
  • Razonamiento: Usando ciertas reglas para llegar a conclusiones aproximadas o definitivas.
  • Autocorrección.

El término AI (Artificial Intelligence) fue acuñado por John McCarthy en 1956 durante la Conferencia de Dartmouth, que dio lugar a la disciplina.

Actualmente el término de IA es más general y abarca todo, desde la automatización de procesos robóticos hasta la róbotica actual. Además, últimamente ha conseguido más protagonismo debido, en parte, al gran volumen de datos, al aumento de velocidad, tamaño y variedad de estos que las empresas están recopilando.

¿Qué tipos de Inteligencia Artificial hay?

Según los expertos en ciencias de la computación Stuart Russell y Peter Norvig existen varios tipos de IA:

  • Sistemas que piensan como humanos: Son sistemas que imitan el funcionamiento del sistema nervioso por medio de redes neuronales artificiales. Automatizan actividades como la toma de decisiones, la resolución de problemas.
  • Sistemas que actúan como humanos: Los llamados androides y los robots. Estos intentan realizar tareas de manera similar a como lo hacemos nosotros y de forma más eficiente.
  • Sistemas que piensan como humanos: Tratan de imitar el pensamiento lógico humano. Es decir, se trata de investigar cómo lograr que las máquinas perciban, razonen y actúen en consecuencia.
  • Sistemas que actúan racionalmente: Aquellos capaces de percibir el entorno, que tratan de imitar de forma racional el comportamiento humano y actuar en consecuencia.

Aplicaciones de la Inteligencia Artificial

La Inteligencia Artificial ya se ha implantado en numerosas empresas y su interés es creciente, como se demuestra en el estudio de «Realidad y perspectivas de la IA en España» elaborado por PwC y Microsoft.

En él observamos datos como que el 69% de las grandes organizaciones españolas ya ha implantado o tiene previsto implantar en un corto plazo de tiempo soluciones de IA en áreas de experiencia de cliente y toma de decisiones.

Además, el 81% de los directivos que se encuestaron consideraron que la Inteligencia Artificial supondría una ventaja competitiva para sus organizaciones.

Y es que la IA es aplicable en todos los sectores y tiene aplicaciones como:

  • Chatbots: Dando servicio de atención al cliente, captación de leads, comercio online, canales sociales y de comunicación. Estos son capaces de mantener conversaciones con una persona mediante respuestas automatizadas.
  • Aplicaciones climáticas: Con flotas de drones capaces de plantar miles de árboles al año para combatir la deforestación o edificios inteligentes diseñador para reducir el consumo energético.
  • Machine learning: Esta rama de la Inteligencia Artificial busca optimizar y dar autonomía a los sistemas informáticos para que aprendan de sus errores y optimicen sus aciertos sin necesidad de que intervengamos.
  • Aplicaciones en finanzas: La IA puede ayudar a los bancos a detectar el fraude, aconsejar operaciones a sus clientes y predecir patrones del mercado.
  • Aplicaciones en educación: Permitiendo conocer si un estudiante está a punto de cancelar su registro, crear ofertas personalizadas pensadas para optimizar su aprendizaje o sugerir nuevos cursos.
  • Aplicaciones comerciales: La Inteligencia Artificial abre la posibilidad de realizar pronósticos de venta y seleccionar el producto adecuado para recomendar al cliente. Por ejemplo Amazon ya emplea robots que son capaces de identificar si un libro tendrá éxito o no incluso antes de lanzarlo.

Y es que la Inteligencia Artificial aún no se ha desarrollado del todo, no ha terminado de eclosionar y cuando lo haga podremos ver todo lo que nos puede aportar.

¿Qué te parece la IA? ¿Qué otras aplicaciones crees que puede tener? Cuéntanos en los comentarios.

Por cierto, si quieres saber qué tendencias en Transformación Digital nos espera en 2019, no te pierdas nuestro último post.

Si quieres comenzar a #TransformarteDigitalmente contáctanos y recuerda que Grupo Winecta es el punto de partida hacia la Transformación Digital en las instituciones públicas y las pymes.

TE PUEDE INTERESAR

Office Manager

OFFICE MANAGER JESSICA NUNFIO DE PERLA Administración general de la

Marketing

MARKETING PAULINA GOMEZ Analista de mercado y canales de comercialización.

Dirección General

DIRECCIÓN GENERAL Maria FernandaValencia Assad Marifer Valencia, Fundadora de Assad